BLU MEDIOS SAN JUAN ARGENTINA

Alberto Fernández pidió ser miembro pleno de BRICS, debatir los DEG’s y crear una agencia calificadora

El presidente Alberto Fernández participó hoy en forma virtual de la XIV Cumbre de Jefes de Estado de los Brics, el grupo de países que integran Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica, en el marco de la alianza estratégica de la Argentina con ese bloque.

En ese marco, el Jefe de Estado dijo estar «honrado por la invitación a esta reunión ampliada». «Aspiramos a ser miembros plenos de este grupo de naciones que ya representa el 42 % de la población mundial y el 24 % del producto bruto global».

«Sabemos que este encuentro es una oportunidad. Podemos acordar una agenda común que nos permita transmitir nuestras inquietudes con mayor eficacia en la próxima reunión del G-20», sostuvo.

Alberto Fernández aprovechó la oportunidad para pedir que se exploren «mecanismos de cooperación, como el swap de monedas que la Argentina suscribió con China».

«Ya es hora de promover la creación de una Agencia Calificadora del Riesgo Internacional, que ponga en manos públicas lo que hoy está en manos de intereses privados. También es importante poner en debate las pautas que determinan la asignación general de Derechos Especiales de Giro del Fondo Monetario Internacional. Los DEG’s también son una herramienta esencial para la necesaria capitalización de los bancos regionales de desarrollo», pidió el Presidente.

«Sin diseñar un modelo económico que acabe con la exclusión financiera, la posibilidad de construir un mundo más justo y equitativo acabará siendo tan solo una quimera», añadió.

En otro tramo de su discurso, el Jefe de Estado pidió por la paz en el mundo: «En este tiempo nos encontramos y como parte de la humanidad que somos estamos obligados a revertir con urgencia la crueldad de este presente».

«Acabar con la violencia, retomar el diálogo y volver a poner en valor la solidaridad son imperativos éticos que esta hora nos impone. La paz en el mundo. La integración global. La amistad entre los pueblos. La cooperación internacional. El imperio de la justicia. La recuperación de la dignidad humana. La no injerencia entre los Estados. Garantizar la integridad territorial. La plena vigencia de los derechos humanos. El respeto a la diversidad como requisito central de la convivencia democrática», argumentó.

«Quiero acabar con la pobreza extrema en mi país que es parte de un continente, que hoy tristemente se exhibe como el continente más desigual del mundo. Sin políticas públicas adecuadas no llegaremos a implementar los Objetivos de Desarrollo Sustentable fijados por la ONU para 2030», dijo Alberto Fernández.

En ese sentido, consideró que «para poder alcanzar esos objetivos es una condición necesaria recuperar la paz». «Es imperioso que cesen las hostilidades en Ucrania. Queremos ser parte en la búsqueda de una solución que acerque a todos los involucrados, para lograr una paz duradera que deje definitivamente atrás la dinámica desatada por la escalada bélica», añadió.

«Quiero alzar mi voz para que el mundo entero entienda que aunque la guerra se libre en Europa, sus consecuencias trágicas repercuten en América Latina y el Caribe, en África y en todo el hemisferio sur. Somos la periferia que padece», sostuvo.

«Como lo ha señalado el Papa Francisco, ni el trigo ni los alimentos pueden convertirse en un arma de guerra, ni la persona humana puede volverse moneda de cambio. La paz no solo es necesaria. La paz es urgente porque es urgente hacer un mundo más igualitario», remarcó el Presidente.

Para finalizar, Alberto Fernández agradeció a los países del grupo «el apoyo recibido por los países miembros de los BRICS a nuestro reclamo de negociar pacíficamente la Cuestión Malvinas con el Reino Unido». Nos entusiasma la perspectiva de coordinar políticas que potencien la agenda de los países del Sur global», añadió.

«Los BRICS constituyen una plataforma con enormes capacidades para discutir e implementar una agenda de futuro que nos lleve hacia un tiempo mejor y más justo. Argentina quiere sumarse a ese espacio y brindar sus aportes como integrante del mismo», sostuvo.

«Jamás nadie me ha convencido de que todo tiempo pasado fue mejor. Lo mejor está en el mañana que se avecina y que nosotros podemos construir. El tiempo es hoy. La historia es ahora, la estamos escribiendo. Debemos entender, de una vez y para siempre, que el desarrollo debe ser el nuevo nombre de la paz. Y la paz debe ser hoy el nuevo nombre del desarrollo», remarcó.