BLU MEDIOS SAN JUAN ARGENTINA

Presupuesto 2023: el oficialismo convocó a la oposición para acordar su debate

Los jefes de bloque y las autoridades de la Comisión de Presupuesto y Hacienda de la Cámara de Diputados se darán cita este martes, desde las 16, con el motivo de establecer la agenda de tratamiento del Presupuesto 2023. La reunión es una clara señal de que el oficialismo aspira a que, esta vez, el proyecto no naufrague.

Ya la semana pasada, en la previa a la sesión en la que Diputados convirtiera en ley el Consenso Fiscal, la presidenta de la Cámara de Diputados, Cecilia Moreau, había anticipado que convocaría a los jefes de bloque para delinear un cronograma.

Finalmente, ese encuentro será mañana, a puertas cerradas, y lo que aspiran desde el oficialismo es consensuar con el resto de las bancadas cómo avanzarán con el debate del primer Presupuesto de Sergio Massa.

Según anticiparon desde la Presidencia de la Cámara, se buscará definir qué ministros asistirán a la comisión que preside Carlos Heller para defender el reparto de las partidas presupuestarias. Asimismo, se apuntará a consensuar cuántas reuniones de comisión se harán antes de llevar el texto al recinto. Fuentes parlamentarias estiman que el debate en la Cámara baja duraría algo más de un mes.

La convocatoria por parte de la referente del Frente Renovador a la oposición fue interpretada como una señal positiva. Es que suele haber algún intercambio informal. Pero, el cronograma, por regla general, lo define el oficialismo.

«Es una buena iniciativa del oficialismo», dijo la espada económica del PRO y vicepresidente de la comisión de Presupuesto, Luciano Laspina a El Cronista. Es que, años previos, solían ser él y Heller -ambos autoridades de comisión- los encargados de negociar cómo sería el debate de la mal llamada «ley de leyes». Esta vez, en cambio, será más abierto y formal.

«No se avizora conflicto», dijeron desde la coalición opositora. Tras el fracaso del año pasado, ni a unos ni a otros les conviene que, por segundo año consecutivo, la administración nacional se quede sin Presupuesto. La oposición sabe que no contar con una hoja de ruta le da mayor discrecionalidad al Ejecutivo. Y en el oficialismo, sería una pésima señal para con el FMI y para tentar a posibles inversores.

¿Posible shutdown?

Más allá del gesto de Moreau, hubo referentes de la oposición que cuestionaron que desde el entorno de Massa salieran a alertar en algunos medios de comunicación que podría producirse un «shutdown» en caso de que el texto no se sancione. El argumento que dan es que la legislación no contempla el caso de que, por dos años seguidos, el Congreso no haya sancionado la hoja de ruta del Ejecutivo.

«Es una forma de victimizarse», dijeron desde Juntos por el Cambio a El Cronista. Le achacaron al tigrense querer culpar a la oposición de un ajuste si el Presupuesto no se convierte en ley.

Además, desde la coalición opositora plantearon que no hay motivos para paralizar los servicios administrativos, como ocurre en los Estados Unidos. La ley de Administración Financiera establece que en caso de no sancionarse el presupuesto, rige el vigente para el año anterior.

Es decir, si el Congreso volviera a fracasar, el Ejecutivo debería reconducir el de este año que, de hecho, ya fue modificado vía Decreto de Necesidad y Urgencia.

El texto que presentó Massa días atrás prevé reducir el déficit fiscal al 1,9%, desde el 2,5% que tiene previsto este año. En tanto, estima el dólar en $269 para fin de año ($219 en promedio) Asimismo, contempla un crecimiento de la economía de 2% y una inflación de 60%.