Alberto Fernández difundirá un mensaje contra la Corte Suprema por la suspensión de la elecciones en San Juan y Tucumán

Alberto Fernández había decidido resolver con un comunicado por escrito su intervención en el conflicto político desatado por el fallo de la Corte Suprema contra los gobernadores de Tucumán y San Juan. Pero anoche cambió de opinión y decidió redoblar la apuesta. Al final de un martes sacudido por las críticas cruzadas entre el peronismo y la oposición de Juntos por el Cambio, el Presidente empezó a escribir anoche un discurso que leerá, hoy, frente a una cámara, para luego emitir la grabación, quizá, por cadena nacional. Y no se descarta que introduzca el factor de la “proscripción” de Cristina Kirchner, en la misma línea del ala dura del Gobierno, consignó el medio Infobae.

Ayer por la tarde, dos horas después de que se conociera la decisión del máximo tribunal, la oficina de la Portavoz difundió un comunicado muy duro con la decisión de frenar las elecciones, donde acusaba a los jueces de entrometerse en las elecciones en desmedro del PJ y a favor de Juntos por el Cambio, y le brindaba apoyo directo a los caciques del Norte Grande y Cuyo, el tucumano Juan Manzur y el sanjuanino Sergio Uñac.

Mientras tanto, el conflicto escalaba. La oposición festejaba que la Justicia hubiera decidido atender a las medidas cautelares presentadas por las fuerzas opositoras de ambas provincias, y el kirchnerismo se despachaba en el mismo sentido que el Presidente, pero introducía un concepto clave, al marcar un paralelismo entre el freno a las elecciones y el intento de “proscripción” de Cristina Kirchner, que vienen denunciando desde diciembre, cuando fue condenada en la causa Vialidad.

A diferencia del jefe de Estado, el ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, que mantiene diálogo prácticamente a diario con la vicepresidenta, directamente grabó su mensaje, en un video trabajado durante toda la tarde, titulado: “La decisión de la Corte: un hecho de gravedad institucional”. Con la mirada en el lente, junto a la secretaria de Asuntos Políticos, Patricia García Blanco, De Pedro cuestionó a los magistrados por “arrogarse una competencia que no tienen”, y lanzó: “Estamos frente a una virtual intervención federal de dos provincias”.

Sobre el final, abordó el eje central del discurso, que resume la postura que adoptará el kirchnerismo para enfrentar a la Corte Suprema: “Ya proscribieron a Cristina y esto es un intento de proscribir el voto de los tucumanos, tucumanas, los sanjuaninos y sanjuaninas. No es una decisión contra un candidato u otro: es coartar el derecho de los ciudadanos y ciudadanas a elegir y ser elegidos”, dijo.

Poco después, el Presidente decidía darle mayor peso a sus propias ideas, que hasta entonces sólo habían quedado plasmadas por escrito. “Se dio cuenta de que es más contundente un discurso oficial, cara a cara, que un comunicado”, dijeron en un importante despacho de Balcarce 50 sobre la decisión del Presidente, a última hora, de darle mayor entidad a su intercesión. Antes había hablado por teléfono con Manzur y con Uñac, para interiorizarse sobre sus próximos pasos para enfrentar la decisión de la Corte, y ponerse a disposición.

La rivalidad entre Alberto Fernández y De Pedro, único representante del sector disidente en la Casa Rosada, es harto conocida en el mundillo oficialista. Pero en el entorno del primer mandatario negaron que hubiera decidido grabar un mensaje a partir de eso. “Lo de las provincias es muy duro, un desastre que hacen cinco días antes de las elecciones. Amerita que el Presidente le hable a la gente de frente”, dijeron en la sede del gobierno nacional.

Como acostumbra, Alberto Fernández desarrollaba su discurso a solas, y cerca de la medianoche en su entorno aseguraron que sólo él sabía lo que diría. Pero a partir de las charlas con el primer mandatario, informaron que profundizará los conceptos divulgados ayer por la tarde, y no descartaron que sintonice sus palabras con la línea del ala dura. “Encontró un punto de unidad con Cristina”, dijo uno de sus alfiles.

Más allá de los motivos del video, su contenido podría representar un intento de acercamiento con Cristina Kirchner en época de definiciones para el Frente de Todos. Después de meses sin hablarse, durante las últimas semanas se multiplicaron los pedidos desde ambos bandos del oficialismo para que el Presidente y la vice se reúnan en persona para definir la estrategia proselitista de cara al la presentación de alianzas, prevista para el 14 de junio, y el cierre de listas definitivo, con los nombres de los candidatos, con fecha límite, según el calendario electoral, el 24 del mismo mes.

No obstante, las señales aún son contradictorias en la cúpula del Gobierno. Sin señales de un encuentro, el viernes empezaron a circular fuertes rumores sobre una candidatura de Cristina Kirchner a la Presidencia. Y el lunes, dos semanas después de renunciar a la reeelección, Alberto Fernández dijo: “Yo no me bajé de nada”. La puja continúa, pero en ambos sectores hay quienes creen que el conflicto con la Corte Suprema podría servir para aunar posiciones en torno a un enemigo en común. Forzar una tregua con esa excusa, al final, será una decisión de los líderes del Frente de Todos.

Fuente: Infobae