Las ventas minoristas pyme cayeron 3,6% anual en junio

Las ventas minoristas pymes descendieron por sexto mes consecutivo en junio, al ubicarse 3,6% por debajo del mismo mes de 2022, en la medición a precios constantes, según detalla un informe de la CAME. El primer semestre del año cierra así con una baja de 1,8% interanual. También en la comparación mensual, se vendió 0,9% menos en junio que en mayo.

Los datos surgen del Índice de Ventas Minoristas Pymes de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), elaborado en base a un relevamiento mensual entre 1.241 comercios minoristas del país, realizado del 3 al 7 de julio.

El mercado está ofreciendo pocas opciones de cuotas sin interés como otros tiempos, y eso frena compras de valores más elevados, que repercuten sobre todo en el sector indumentaria, perfumerías y electrodomésticos. Una tendencia que en el comercio se viene observando, es el mayor peso de los servicios en la canasta de consumo, especialmente vinculados a ocio, recreación, que le resta ventas a bienes.

Análisis sectorial

Seis de los 7 rubros medidos tuvieron caídas anuales en sus ventas durante el mes de junio. La mayor retracción la sintió en Textil e Indumentaria (-9,6%) y el único ramo en alza fue Farmacias (+3,9%), aunque con dificultades en la reposición de algunas drogas específicas.

Alimentos y bebidas

Las ventas retrocedieron 4,1% anual en junio, a precios constantes y acumulan una caída de 1,4% en el primer semestre del año frente al mismo periodo de 2022. Sin embargo, en la comparación intermensual, apenas subieron un 0,1%. Las empresas consultadas reportaron faltantes de azúcar, aceite, arroz, variedades de fideos, quesos y fiambres, entre otros productos. En las ciudades donde se registra un consumo por encima del promedio nacional, los almacenes pymes se vieron afectados por las ofertas de las grandes cadenas de supermercados. En tanto, en provincias como Santa Fe y Entre Ríos, las billeteras virtuales lanzadas por los gobiernos locales intentan impulsar un alicaído consumo. Estas herramientas dan descuentos de hasta 30% en alimentos y bebidas en un listado de comercios donde la presencia pyme crece.

“La gente está acudiendo más a los supermercados buscando mejores precios”, dijo la dueña de una despensa en la ciudad de Pergamino, Provincia de Buenos Aires.

“No se puede tener gran variedad de productos porque los proveedores no nos entregan. Nos faltan frutos secos, leches vegetales, mermeladas, y toda la gama de productos veganos”, comentaron desde una pyme de la localidad de San Martín en el conurbano bonaerense.

Bazar, decoración, textiles para el hogar y muebles

Las ventas bajaron 4,7% anual en junio, a precios reales, y 2,7% en la comparación mensual. En el primer semestre llevan una baja de 2,2% frente al mismo periodo del 2022. Los negocios siguen buscando variantes para vender, incorporando otros productos o haciendo promociones, en un mercado donde el consumo está frenado para productos que no son de primera necesidad. En junio se observaron muchos altibajos, con momento donde parecía que las ventas se recuperaban y otros donde se congelaban completamente.

“Las ventas tuvieron dos picos en el mes, por el Día del Padre y cuando se cobró el aguinaldo. El resto de los días, se vendió muy poco” (Bazar de la ciudad de Salta).

“No hay mucha venta, la gente no está gastando y los productos aumentan todos los días” (Colchonería de la ciudad de Rosario, Provincia de Santa Fe).

Calzado y marroquinería

Hubo un declive del 0,4% anual en junio, a precios reales, y del 1% en la comparación mensual. En el primer semestre acumulan una caída de 0,7% frente a los mismos meses del año anterior. Lo que mejor se vendió fue el calzado deportivo. En cambio, no tuvo un buen mes el calzado invernal femenino, básicamente botas, donde se miró poco, se consultó poco y se compró poco. Las promociones de algunos bancos y por el Día del Padre favorecieron la venta del mes, aunque no lograron cambiar la tendencia.

“Como reponemos menos mercaderías, no estamos teniendo problemas de abastecimiento. Igual nos sorprendió el bajo nivel de ventas por el Día del Padre, esperábamos mucho más”, relataron desde un comercio de San Salvador de Jujuy.

“El Día del Padre y la semana de frío, nos salvaron el mes. Junio fue bueno para nuestro negocio”, expresaron desde una tienda de calzados de Paraná, en Entre Ríos.

Farmacia

Las ventas subieron 3,9% anual en junio, pero descendieron 2,3% mensual, siempre a precios constantes. En el semestre suman un aumento interanual de 6,9%. Las farmacias vienen sufriendo el retaceo de mercadería y las demoras en los pagos de las obras sociales, pero compensan con otros productos y accesorios que suman al negocio. Hubo mucha promoción por redes sociales, no solo de nuevos artículos, sino de campañas preventivas de diferentes enfermedades para atraer consumos.

“Hay algunos productos puntuales que están en falta desde hace un mes y medio aproximadamente y no se regularizan las entregas, pero en junio nos fue bien” (Farmacia de la ciudad de Santiago del Estero).

“Las ventas están amesetadas, hay faltantes de insumos y entonces las droguerías no entregan medicamentos” (Farmacia de Godoy Cruz, en Mendoza).

Perfumería

En junio, a precios constantes, las ventas bajaron 2,9% anual, 0,7% mensual, y 0,6% en el acumulado del primer semestre del año. El rubro tiene mucha competencia de las farmacias, incluso en las ciudades más pequeñas, que cada vez más incorporaron productos de perfumerías. Quienes se dedican a los dos rubros, señalan que las utilidades vienen por la parte de la farmacia exclusivamente.

“Muchos de los productos de perfumería y peluquería son importados y no ingresan al país o bien están a precio dólar. El negocio está en crisis”, explicaron desde una perfumería de la ciudad de La Rioja.

“El mes fue muy malo, el Día del Padre no ayudó en el aumento de las ventas de nuestro comercio. Los alquileres y servicios subieron mucho y hubo poco movimiento todo el mes”, concluyeron desde una perfumería de la Ciudad de Buenos Aires.

Ferretería, materiales eléctricos y materiales de la construcción

Las ventas declinaron un 2,2% anual y 0,3% mensual en junio. En el acumulado de los primeros seis meses del año se mantienen sin cambio frente a igual semestre del 2022. El sector sigue con muchos problemas de abastecimiento de productos importados y nacionales. Los empresarios reclaman que los precios del rubro suben al ritmo del dólar “blue” pero no bajan con esa misma dinámica. “Todos los productos están cotizando a precios dólar informal”, coinciden. Otra problemática es el acortamiento de los plazos de pago a proveedores que, junto a la falta de stock, afecta el volumen de facturación.

“Las ventas del mes estuvieron muy bajas y el invierno es nuestra temporada alta, estamos preocupados”, advirtió un empresario de una casa de aberturas de la ciudad de Córdoba.

“Esperábamos un repunte en las ventas, sobre todo siendo un año electoral, y en junio vendimos menos que el año pasado”, contaron desde una ferretería y venta de materiales eléctricos de Resistencia, Chaco.

Textil e indumentaria

Las ventas bajaron 9,6% anual en junio y 1,6% mensual, así llevan en lo que va del año un desplome del 10% frente a igual periodo de 2022. Los comercios sostienen que hubo poca clientela activa en el mes y que los precios tuvieron un fuerte salto entre mayo y junio. Si bien el Día del Padre ayudo a quienes venden productos vinculados a ese día especial, en general, la nueva temporada viene con demoras.

“Cada vez son más rápidas las modificaciones en las listas de precios, antes era una vez por mes y ahora mínimo son dos”, explicaron desde una casa de indumentaria de Bahía Blanca, en Provincia de Buenos Aires.

“Las entregas de mercadería se regularizaron, pero esperábamos más ventas con el cambio de temporada. Por el momento se vende, pero debería haber más movimiento”, aclaró el encargado de un local en la ciudad de La Rioja.