Los precios mayoristas aumentaron 7,5% en junio y se ubicaron por encima de la inflación

Los precios mayoristas subieron un 7,5% en junio y acumularon un incremento del 47,4% en lo que va del 2023, según informó este martes el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC). En rigor, el Índice de Precios al por Mayor (IPM) se ubicó por encima de la inflación, que fue de 6% en junio.

Según indica el informe oficial, el crecimiento del 7,5% de los precios mayoristas responde a una suba del 7,3% en los “Productos nacionales” y de un incremento del 9,7% en los “Productos importados”. En tanto, los nacionales estuvieron impulsados por el sector de la energía eléctrica que subió un 10%. Ese aumento fue desacelerado por la suba del 7,6% de los productos manufacturados y el aumento del 6% de los productos primarios.

En términos interanuales, los precios de los productos importados se incrementaron un 158,1% respecto de junio del 2022. Por su parte, los nacionales crecieron un 109,2%.

Los precios mayoristas en junio

El INDEC publica tres tipos de índices sobre los precios mayoristas:

  • El más representativo es el índice de precios internos al por mayor (IPIM), que mide la variación de los precios a los que los productores e importadores venden en el mercado interno, incluyendo impuestos. Este mostró un alza de 7,5% en junio y una variación interanual de 112,8%.
  • Por su parte, el índice de Precios Internos Básicos al por mayor (IPIB), que excluye el efecto impositivo del IPIM, mostró un aumento de 7,3% el mes pasado y de 111,9% interanual.
  • Finalmente, está el índice de precios básicos del productor (IPP), que calcula la variación de los precios de la producción local, sin impuestos. Este componente mostró un aumento de 6,6% y en los últimos 12 meses totalizó un incremento del 106,6%.

Los costos mayoristas que más aumentaron en junio

De acuerdo con los datos publicados por el INDEC, dentro del IPIM, en junio las diez mayores alzas se registraron en:

  • Impresiones: 23,2%
  • Energía eléctrica: 10%
  • Petróleo, gas y productos minerales: 9,9%
  • Vehículos automotores: 9%
  • Productos metálicos: 8,9%
  • Cuero y calzado: 8,7%
  • Productos químicos: 8,4%
  • Máquinas y equipos: 8,1%
  • Aparatos electrónicos: 8%
  • Equipos para medicina: 7,5%