Massa le pidió a la UBA que determine si la Anses perderá o no con el canje de los bonos en dólares del Estado

El ministro de Economía, Sergio Massa, le pidió a la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA y a la Auditoría General de la Nación (AGN) que determinen la conveniencia o no de que la Anses participe en el canje de bonos en dólares.

A la facultad de la UBA le consulta, en una carta dirigida a su decano, Ricardo Pahlen Acuña, que “dado que los organismos del Sector Público valorizan su cartera en pesos a precios de mercado, y teniendo en cuenta las consideraciones antes expuestas, la operación de venta de los títulos del Anexo I y posterior suscripción del Bono Dual 2036 puede suponer una pérdida en el valor de cartera de los organismos alcanzados por el Decreto”.

“Caso contrario, ¿podría establecer los rangos de revalorización patrimonial tomando como referencia los precios de cierre del mercado secundario del día de la fecha?”, señaló.

Además, indica que “suponiendo que el canje de los bonos globales contemplados en el Anexo Ir por el Bono Dual 2036 se realizará en una relación 1 a 1 a valor técnico, ¿puede suponer este canje una pérdida en el valor de cartera de los organismos alcanzados por el Decreto?”

“Caso contrario, ¿podría establecer los rangos de revalorización patrimonial tomando como referencia los precios de cierre del mercado secundario del día de la fecha?”, expresó.

La respuesta preliminar

Según consigna Infobae, fuentes académicas afirmaron que hay cierto recelo entre las autoridades de esa casa de estudio a opinar sobre una cuestión que, afirman, debería estar reservada a un dictamen del Congreso Nacional y no de la UBA.

Cabe recordar que, durante el gobierno de Cristina Kirchner, también se le pidió a esa casa de estudios una opinión sobre la distorsión de las estadísticas del Indec registrada desde 2007, pero en aquel caso se trataba de evaluar un hecho que ya se había producido, mientras que en esta ocasión los economistas de la FCE consideran difícil cuantificar el resultado de una operación que no se realizó.

“Me dirijo a usted a fin de solicitarle que la Facultad que usted representa emita opinión de carácter técnico debidamente fundada sobre la siguiente consulta asociada a la aplicación de lo previsto en el Decreto de Necesidad y Urgencia N° 164 del 23 de marzo de 2023, que resulta de aplicación para las entidades del SPN”, indicó el ministro en su misiva.

Un mensaje escrito similar fue enviado al presidente de la AGN, Jesús Rodríguez, para pedirle su opinión, según las cartas difundidas por el Ministerio de Economía.

El equipo económico anunció la semana pasada un canje de los bonos en dólares en manos de los organismos del sector público para tratar de acotar la brecha entre el tipo de cambio oficial y los paralelos y para lograr financiamiento.

La oposición y varios expertos cuestionaron la medida al considerar que podría afectar el patrimonio del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) de la Anses, aunque el Gobierno afirma que este ente ganará dinero con la operación.

Ante estos reparos, Massa afirmó este sábado que esperaría la opinión de la UBA para determinar si incluirá o no a la Anses en la operación financiera, que fue anunciada la semana pasada frente a un grupo de banqueros.

“Tomé la decisión de que la UBA, a través de la Facultad de Ciencias Económicas, haga un dictamen para ver si el canje es beneficioso para la ANSeS. Si el dictamen dice que no es beneficioso, ANSeS no intervendrá en el canje”, aseguró Massa en declaraciones radiales.

El ministro dijo que el canje de bonos bajará la deuda en ley extranjera en 4.000 millones de dólares. “Lo tomamos de distintas canastas y de alguna manera lo transformamos en menor deuda externa argentina. Le vamos a comunicar a la Bolsa de Nueva York para que esos bonos dejen de cotizar y ser de ser vendidos en el sistema y así bajar el nivel de deuda”, indicó.

Los ejecutivos del sector financiero expresaron su conformidad con la medida, mientras que varios analistas que se reunieron en las últimas horas con el equipo económico consideraron que podría generar un beneficio de corto plazo, sin cambiar la tendencia de fondo de la brecha cambiaria.

Fuente. Infobae