Precios Justos: extenderán el programa hasta agosto con nuevas condiciones

Este sábado 20 de mayo comenzaría a regir una nueva etapa de Precios Justos, el programa que implementó el ministro de Economía, Sergio Massa, para intentar moderar las subas de los alimentos. Tras la escalada de precios luego de la corrida cambiaria, la Secretaría de Comercio definió nuevas condiciones y extendió el programa hasta agosto, mes en el cual se llevarán a cabo las elecciones primarias, según la lectura que hacen en el sector privado. Fuentes de Comercio aseguran que ya acordaron con 90 empresas, de las más de 120 que conforman el programa, y aseguran que trabajan para concretar una canasta especial para que llegue a comercios de cercanía.

El tope mensual de aumentos que se le permitirá a la mayor parte de los productos que están en las góndolas de los supermercados pasará de 3,2% a 5% mensual. En febrero, cuando se anunció el acuerdo en un gran acto en el Centro Cultural Kirchner, se había determinado la pauta de aumento en 3,2%. Sin embargo, con una inflación que escaló el último mes al 8,4% mensual, y a dos dígitos en alimentos, a partir de mayo ese tope se modificará.

Lo que la Secretaría de Comercio les comunicó a las empresas es que se les permitirá aumentar 3,2% a principio de mes, tal como estaba previsto inicialmente hasta junio, y a partir del 20 de cada mes otro 1,8%, lo que da un 5% mensual.

En tanto, también habrá cambios para los casi 2000 productos que congelaron su precio en febrero y tenían que mantenerlo hasta junio. Para esa canasta, se le permitirá un aumento del 3,8% mensual, que también arrancaría este sábado 20 de mayo.

Precios Justos fue el programa que lanzó Massa para reemplazar a Precios Cuidados, con una canasta de productos mucho más extensa y con más rubros que el alimenticio, dado que el anterior programa, que ya estaba a punto de cumplir 10 años, se había establecido con una inflación que no era ni un tercio de la actual.

La primera etapa se lanzó en noviembre y tenía previsto finalizar en marzo. Sin embargo, con una inflación que no mostraba la baja de 1 punto cada 45 días, como se había propuesto Massa, se adelantó su relanzamiento a los primeros días de febrero. Ahora sucederá algo similar. En la renovación de febrero, la duración iba a ser hasta julio. Sin embargo, ahora a partir del 20 de mayo tendrá nuevas condiciones, que se extenderán en junio y en julio, por lo que se esperan cambios para agosto.

De todos modos, las modificaciones al plan Precios Justos de momento fueron comunicadas por la Secretaría de Comercio, que encabeza Matías Tombolini, a las alimenticias y a los supermercados e hipermercados, donde regirán los controles. Sin embargo, cuando faltan solo 24 horas para que comiencen a regir las nuevas pautas, hay dudas en el sector. Algunas alimenticias se preguntan si los supermercados habilitarán los envíos de los nuevos listados. Mientras que algunos supermercados temen las listas de una de las compañías más importantes del sector, que se encuentra en situación de “rebeldía” para cumplir con las pautas, según contaron fuentes del sector alimenticio.

“Los detalles finales sobre las excepciones de subas de algunos productos puntuales, como la yerba, se deberán resolver este mismo viernes”, comentó una fuente de la Copal, entidad que agrupa a las alimenticias. Además, otra de las dudas del mercado es cómo se materializarán las nuevas condiciones, dado que de momento fueron comunicadas en forma telefónica o presencial a los ejecutivos de las alimenticias. No está claro si será una adenda al anterior Precios Justos o uno nuevo. El interés de Comercio de tener por escrito la adherencia al programa es luego poder intimar o multar en casos de incumplimiento. Desde una firma del sector se quejaron de que esta vez no hubo “negociación”, sino que se dio en forma “unilateral”.

“Los costos suben mucho más que el 3% y las paritarias que habíamos cerrado en marzo las vuelven a abrir”, comentaron desde una multinacional. “La zanahoria, que era el acceso al dólar oficial, ya dejó de serlo, porque las importaciones entran a cuenta gotas por la falta de dólares”, agregaron desde otra compañía.

Por otro lado, en Comercio aseguran que sigue en pie la idea de llegar con precios regulados a comercios de cercanía. Podría ser una canasta de unos 50 productos esenciales, aunque desde la industria hay poco optimismo de que vaya a avanzar. “Es difícil de implementar, porque es imposible regular el precio de venta al público de todos los almacenes, kioscos o chinos, como productor no te podés hacer cargo del precio que van a vender”, aseguraron desde una alimenticia.

Los precios de los alimentos se encuentran en una dinámica preocupante para el Gobierno. En abril subieron 10,1%, según el Indec, una suba de dos dígitos mensual por primera vez desde el 2002. En lo que va de mayo, no se ve una desaceleración, según relevan las consultoras privadas: solo en la segunda semana de mayo, los alimentos treparon 3,6%, y en lo que va de mayo, 4,8%, según la consultora LCG, solo para la primera quincena del mes.

Esta dinámica de precios libres en los comercios de cercanía, y regulados en las grandes cadenas, modificó la forma de consumo. En abril, el consumo cayó 0,3%. Sin embargo, dividido por canal, la caída fue del 8,7% en autoservicios, mientras que en supermercados tuvo un alza del 9,4% interanual, según el último informe de la consultora Scentia.

Fuente: Ámbito