Una nueva disposición del Banco Central obliga a las billeteras virtuales a pagarle intereses a todos sus clientes: cómo afectará a los depósitos digitales

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) anunció una nueva norma que impactará directamente en la rentabilidad de los usuarios de billeteras virtuales. “Los proveedores de servicios de pago que ofrecen cuentas de pago (conocidas como billeteras virtuales) deberán trasladar a sus clientes la totalidad de la rentabilidad que perciban por los saldos en pesos de las cuentas de depósito en las entidades financieras en la que se depositan los fondos de esos clientes”.

Esta resolución, según el Directorio del BCRA, busca beneficiar a aquellos usuarios que, por decisión propia, optan por no invertir los fondos depositados en sus billeteras virtuales. Un comunicado oficial especifica que “la decisión la tomó hoy el Directorio del Banco Central de la República Argentina (BCRA) y alcanza a los fondos depositados en las billeteras que por la decisión de los clientes no están invertidos”.

Hasta la fecha, los depósitos realizados en estas cuentas de pago no generaban ningún tipo de rendimiento, manteniéndose al 0 por ciento. Sin embargo, con esta nueva disposición, “las personas que tengan su dinero en las cuentas de pago obtendrán un rendimiento que deberá ser devengado periódicamente”.

El impacto de esta medida es significativo si se considera que, según datos del último Informe de Pagos Minoristas del BCRA, “el saldo depositado en este tipo de cuentas que brindan los proveedores de servicios de pago es de $ 121 mil millones”. Es importante destacar que, por una disposición previa del BCRA, estos fondos “debían estar encajados al 100% en cuentas a la vista de las entidades financieras para preservarlos de contingencias y garantizar su disponibilidad, con la posibilidad de integrar el 45% de ese total en Bonos del Tesoro Nacional en pesos”.

Con esta nueva medida, el BCRA aseguró que busca garantizar que los usuarios de billeteras virtuales reciban una rentabilidad justa por sus depósitos, incentivando así la confianza y el uso de estas plataformas digitales.

Según la nueva disposición, las plataformas de servicios de pago (PSP) deberán garantizar a sus usuarios la total rentabilidad generada por los saldos en pesos depositados en entidades financieras.

La Comunicación A 7825 establece “que la retribución que los proveedores de servicios de pago que ofrecen cuentas de pago (PSPCP) perciban por los saldos en pesos de las cuentas de depósito en las entidades financieras, en las que se depositen los fondos de sus clientes, deberá ser trasladada totalmente a esos clientes.”

Esta normativa afecta a populares billeteras como Mercado Pago, Naranja, Personal Pay y Ualá, especialmente a aquellos fondos que los usuarios eligen no invertir. Tras la divulgación de la nueva regulación Mercado Pago emitió un comunicado expresando su descontento. La firma destacó que la mayoría de sus usuarios ya reciben rendimientos por sus saldos y criticó la medida como un intento de perjudicar a la industria fintech en beneficio de los bancos tradicionales.

“Los usuarios de Mercado Pago ya están, en su gran mayoría, recibiendo rendimientos por sus saldos. Ese producto es un éxito absoluto, en cantidad de usuarios y en monto total invertido (ya es el fondo nro 1 de Argentina para usuarios minoristas). Esto evidentemente genera incomodidad en el sistema bancario tradicional, que paga 0% por saldos en cajas de ahorro. Mercado Pago remunera a los usuarios que están invertidos con 89% a través del Fondo Común de Inversión administrado y custodiado por BIND. Estamos a favor de que todos puedan obtener rendimientos automáticamente.

“Hace 4 años generamos ese desarrollo para que millones de personas puedan tener una alternativa de protección frente a la alta inflación. Rechazamos esta medida que no beneficia a nadie. Es parte de un hostigamiento contra la industria fintech y Mercado Pago. Genera un enorme daño a la industria y reduce los incentivos a invertir.

Mercado Pago también cuestionó la falta de simetría en la regulación, preguntándose por qué los bancos tradicionales no están sujetos a las mismas normas. El comunicado concluyó señalando que la medida parece tener un tono de animosidad y que no beneficia a ninguna de las partes involucradas.

“¿Por qué no lo hacen también con los bancos?; ¿por qué los usuarios que tienen saldos en cuentas de bancos no percibirán intereses? Sostenemos que no hay objetivo del BCRA más que sacarle rentabilidad a los competidores de los bancos. Cuesta entender una medida de este tipo, inconsulta y sorpresiva, en este contexto. Lo interpretamos como una normativa con animosidad”, concluyó.

Desde Ualá, por otra parte, respondieron que por el momento están esperando los detalles de la medida para ver cuál es el impacto real en los usuarios.

Otras voces del sector aseguran que si bien se sabe que hay que repartir las ganancias aún resta saber, por ejemplo, cada cuánto, en qué cuentas y si es entre todos los usuarios o sólo los que tienen saldo.

“Faltan datos. El Central viene cambiando las reglas y hay un tema de encajes e inversión en algunos bonos. Mercado Pago, por ejemplo, invierte en fondos y esto no sería para eso, pero no está claro”, destacaron desde una de la empresas del sector.